Imprimir
Castillo de Peñafiel

El Castillo está situado en un cerro estratégico, que domina los valles Duratón y Botijas, en su confluencia con el río Duero.

Declarado Monumento Nacional en 1917, es considerado como una de las más bellas fortificaciones del medievo, y se le ha comparado poéticamente con un inmenso barco. Su aspecto actual responde a diferentes construcciones: la primera se debe a finales del siglo IX o principios del X, se reestructura a finales del XI, Don Juan Manuel lo restaura en el siglo XIV, y nuevamente es construido a mediados del siglo XV.

Hecho con piedra de Campaspero, con la técnica arquitectónica del gótico germánico

Consta de dos recintos:

  • El exterior, recio y liso, que quizá corresponda al siglo XI, presenta una sola puerta, defendida por dos cubos que son los únicos construidos en sus muros.
  • El segundo, de finales del siglo XIII o principios del XIV, está formado por una fortísima torre del homenaje (de planta rectangular y coronada por ocho torrecillas cilíndricas y cuya entrada debió ser a través de un puente levadizo) y cortinas de murallas que se apoyan en treinta torres redondas. En su interior hay dos plantas con bóveda de piedra; la inferior pudo hacer las veces de prisión.

El castillo mide 210 metros de largo por 33 de anchura. La torre del Homenaje, en la que campea el escudo de los Girón, tiene 30 metros de altura y 14,5 por 20 de base.

Dos patios flanquean la Torre: el patio norte albergaba los algibes y almacenes, y el sur las caballerizas y guarniciones. Actualmente, en este patio Sur se ubica el Museo Provincial del Vino.

Toda la villa estuvo rodeada de murallas que bajaban desde los extremos del castillo. El perímetro total abarcaría unos 2.200 metros y tenía cinco puertas. De estas murallas se conservan 4 cubos, dos al sur y dos al norte, y diferentes paños.


Coordenadas:
Logitud: -4.113938
Latitud: 41.596584
Cargando mapa...

Otros recursos relacionados
  
2017 - Asociación Duero-Esgueva